Fuerte por este dinamismo, la región presenta atractivo innegable para los inversores así como para sus colaboradores, en un marco de vida confortable y moderno, aliando autenticidad y modernidad.

Autenticidad a través de su patrimonio histórico rico, del que se puede citar los numerosos sitios y los monumentos que jalonaron su historia, por ejemplo la Kasbah de las Oudayas, construida en el duodécimo siglo por los Almohades y quien acogió más tarde a los andaluces expulsados de España, que la marcaron por la influencia Andaluza, también Chellah, la necrópolis merínida construida en el siglo XIII, destruida en parte por un terremoto en 1755, y que forma parte después de los sitios clasificados y protegidos del Reino.

También citemos el río Bouregreg al cual las ciudades de Rabat y de Salé deben su nacimiento, hace más de veinte siglos, es objeto actualmente de una rehabilitación notable, a través de la realización de una marina, de muelles y de embarcaderos que favorecen los paseos.

 

La Torre Hassan, la mezquita inacabada, mucho tiempo ignorada, pero después rehabilitada, volvió la figura emblemática de Rabat y el orgullo de sus habitantes. La elección de la edificación del Mausoleo Mohamed V a sus pies es altamente simbólica del interés que llevan los marroquíes a este monumento.

 

También citemos entre las riquezas turísticas milenarias de la región las medinas de Salé y de Rabat, las diferentes puertas y murallas almohades y merínidas que rodean ambas ciudades (Bab Al Had, Bab Rouah, Bab Al Alou, Bab El Mrissa) pero también la médersa de Salé, con su tejadillo de cedro esculpido con una gran finura, que acaba de ser totalmente restaurada.

Por otro lado, los numerosos establecimientos culturales hacen de Rabat y su región una verdadera capital cultural. Citemos como ejemplos:

 

  • El Teatro Mohamed V,
  • La Biblioteca Nacional del Reino de Marruecos recientemente inaugurada,
  • La Villa de los Artes de Rabat, verdadero lugar de saber y de recreo,
  • Las 14 Bibliotecas que se dispersan a través del territorio,
  • El museo etnográfico de las Oudayas,
  • El museo arqueológico de Rabat,
  • El museo Belghazi de Salé,
  • 7 centros culturales y diversos centros de las embajadas de los países extranjeros,
  • 5 conservatorios de música y de baile,
  • 41 galerías y salas de exposición y de conferencias

 

Sin olvidar las obras en realización, tales como el Museo de los Artes Contemporáneos, el Conservatorio Nacional de Música y de Baile, el nuevo teatro sobre las orillas de Salé, etc.… que enriquecerán el paisaje cultural de la región.

Modernidad por los lugares diversos de deporte, descanso y recreo.

En efecto, en lo que se refiere a deportes y recreo, Rabat y su región ofrecen una multitud de clubs de deporte y de descanso de alta calidad, sea clubs de tenis, de deportes náuticos, de equitación, una bolera, una pista de patinaje y también gimnasios, unos spa, etc;

También no olvidemos el Golf Dar Essalam, el golf mundialmente conocido y compuesto de 3 recorridos y que se extiende sobre 440 hectáreas y que atrae cada año a los mejores golfistas del mundo, para el prestigioso Trofeo Hassan II de Golf.

Para agradables momentos de descanso y paseo, la región le ofrece al visitante numerosos espacios verdes, tales como el parque “ Triangle de Vue”, el “Belvédère” y el “Jardin d’Essais” o todavía el bosque de eucalipto en Rabat, sin olvidar los jardines magníficos de Chellah y el jardín andaluz de las Oudayas.

El visitante también podrá descubrir el universo botánico, visitando a los” Jardins Exotiques” de Bouknadel; podrá pronto descubrir la biodiversidad savanera africana, de la montaña marroquí, del bosque tropical, del desierto y de las ciénagas a través de la reconstitución del hábitats natural de 870 animales, tal como proyectado en el nuevo parque zoológico que abrirá sus puertas a Rabata a inicios de 2011.

Rabat y su región, son también espectáculos vivos, festivales, fiestas y” moussems” que permiten a cada uno cultivarse y distraerse según sus ganas. Estas manifestaciones son expresadas por bailes, fantasías, y cantes, pero son también ferias formidables. Se puede citar como ejemplo: ” Moussem de SIDI Brahim Boulaajoul ”, ” moussem de Rommani ”, ” moussem de Chraga ”, el Cortejo de Cirios de Salé, etc..

Además, antigua tierra de acogida y de encuentros, la región de RSZZ propone manifestaciones originales, a vocación nacional o internacional, mezclando los géneros y dejando la puerta abierta a las influencias exteriores.

Tal es el caso del Festival Mawazine, acontecimiento faro de la ciudad de Rabat desde hace 9 años, que celebrará en 2010 su duodécima edición, el Festival de la Película de Salé, el Festival de Jazz de las Oudayas, la Semana Turística y cultural de Khémisset, etc …

En cuanto al turista, local o extranjero, encontrará un alojamiento de alta gama, a través de los 44 hoteles clasificados por la región o las casas múltiples de huéspedes, auténticos remansos de paz y de frescura en las medinas de Rabat y de Salé; asimismo podrá comer en los 80 restaurantes clasificados, que ofrecen un abanico ancho de especialidades nacionales y extranjeras.

Por fin, el visitante podrá terminar su recorrido de la región, por un paseo y hacer compras en los 65 espacios comerciales y las galerías comerciales, que proponen / 4 franquicias repartidas en 552 puntos de venta.

En definitiva, está claro que a través de los grandes proyectos iniciados, la capital del Reino va a vivir una verdadera mutación, que engendrará una nueva dinámica tanto al nivel de los desplazamientos urbanos como al nivel de la postura a nivel de las infraestructuras.

A este título, un gran proyecto de puesta a nivel del transporte urbano ha sido empezado desde ahora, a través de dos componentes complementarios: el autobús y el tranvía, que permiten desarrollar un sistema de transporte colectivo adaptado, aliando comodidad, fiabilidad y ecología.

 
Réalisé par : Marit